jueves, 24 de julio de 2008

Manias

Hoy para inspirarme he puesto un recopilatorio de la maravillosa Tina Turner.
Empieza el disco con una canción con un tono excéntrico que hace pensar a esos típicos baretos oscuros donde solo hay perdición según lo que opinarían los padres mas chapados a la antigua, quizás solo sean sitios donde la gente acude para evadirse de sus problemas con sus extravagancias. Aunque seguramente si leemos la letra de la canción no tenga nada que ver. Luego lo buscare y os informare del nombre de la canción y de lo que dice la letra.
Y como Tina Turner es la que ha decidido hablare sobre las excentricidades que tenemos los humanos.

Dentro de ellas englobaremos manías, extravagancias y cosas de todas índoles que sean lo suficientemente raras para ser nombradas.

Todos tenemos manías, es algo intrínseco en el ser humano, y abarcan todos los ámbitos de nuestra vida.

Por ejemplo os voy a contar algunas que tengo y tenia yo.
Cuando estudiaba la educación secundaria obligatoria y bachillerato utilizaba un mínimo de 5 colores para elaborar los apuntes. Como veis esto es una excentricidad leve, pero cuando arrancabas una hoja entera del cuaderno por haberte equivocado en un color o por no querer utilizar tipex me replanteé que tenia un problemilla leve por supuesto.
Mi mejor amiga desde la infancia tenia la manía de, en los cuadernos cuadriculados, escribía 7 cuadritos del margen superior, 5 del izquierdo y nunca y cuando digo nunca lo digo en serio, utilizaba mas allá de la raya que marcaba el margen derecho.
También tenia la manía de comerme las uñas, cosa que he reducido a comerme solamente la del dedo índice de la mano derecha en época de exámenes.
Soy una absoluta maniática del orden, soy algo así como Mónica de la serie friends. Cuando me agobio me da por limpiar.
Si cojo una caja de cerillas tengo que quemar una cerilla completamente.
Antes tenia la manía de dormir con calcetines en verano, me era imposible conciliar el sueño sin ellos.
Cuando tengo que pensar sobre cosas importantes, me pongo mi disco de música especial para esos momentos, y me meto debajo de la cama con un cojín y mi mantita (en caso de que sea invierno).
En verano, antes de acostarme tengo que lavarme los pies. No puedo con la sensación de tener los pies sucios.
Odio limarme las uñas y que la gente se pinte cosas en las manos como recordatorios.

Me da la sensación de que tengo demasiadas manías… y no se porque tengo la sensación de que me dejo muchas en el tintero.

Excentricidades… uhmmm dejadme pensar…uhmmm no encuentro ninguna, supongo que el hecho de que no tenga una cuenta corriente con mas de tres ceros hace que mis gustos no sean tan extravagantes y refinados como los de las estrellas. Aunque para que engañarnos, si salgo de viaje me gusta dormir en hoteles, quizás no tenga para un 5 estrellas pero hotel tiene que ser y por supuesto que este limpio.
Y por cierto, que pensáis de los famosillos de la tele, ¿pensáis que todas esas excentricidades son solo el reflejo de la soledad que albergan en sus corazones? ¿O que están tan orgullosos y perplejos de lo que han conseguido que la fama se les ha subido a la cabeza y les hace creerse los reyes del mundo? ¿Estáis de acuerdo con que tenga el derecho a pedir 600 toallas en el hotel donde se hospedan (Rolling Stones) o que pidan equipos médicos a su servicio las 24 horas por si les pasa algo por consumir drogas que también exigen?

Yo soy más de la idea de que la fama se les subió a la cabeza y han perdido un poco el sentido de la realidad.

Y al pensar en esas excentricidades, en la cantidad de dinero que derrochan a espuertas y ver el contraste con la otra parte del mundo que sobrevive con menos de 50 céntimos al día.
Se me encoge el corazón nada más que de pensarlo. Sin duda alguna nosotros somos los únicos culpables de que el mundo ande boca abajo.
Como dije en mi anterior post, somos los únicos seres capaces de leer la maravillosa partitura de la vida y somos nosotros mismos los que la pisoteamos. Para mi es el mismo sacrilegio que si pisáramos una de las maravillosas partituras de Beethoven, las obras de Shakespeare o las obras de Miguel Ángel.

Saludos a día de hoy, intentando dar algo de conciencia al mundo.

3 comentarios:

Nimrod dijo...

Intentar darle conciencia a todo el mundo es como la teoria del millon de monos y la maquina de escribir...

La mayoria de l@s famos@s apesta, a corrupcion, a idas de olla, a drogas y desviación mental total y absoluta, lo peor de todo es que encima sale por la caja tonta y millones y millones de personas en todo el mundo lo siguen como si pudiesen vivir la vida que ell@s viven con solo verlo por la tele, suspirando por un yate con un WC de oro macizo.

Estoy casi seguro que ese tipo de excentricidades y pasotismo ante la vida es el reflejo de una carencia enorme de las cosas mas esenciales de la vida que no se pueden comprar con dinero, amigos, amor, cariño, ternura... quizas el resto si se puede comprar, pero lo que importa (si es de verdad ojo) no.

Un saludo y buen fin de semana ^^

filomeno2006 dijo...

Sin embargo, el gran Fernando Rey era Sabio y Humilde

filomeno2006 dijo...

Fernando Rey y Alfredo di Stéfano, Grandes Hombres, pero Humildes