miércoles, 6 de agosto de 2008

Esta noche me siento...

Tengo la necesidad de escribir esta noche porque tengo el corazón descontrolado viajando a la velocidad que marcha un tren. Arrollando todo lo que encuentra a su paso, a todo, inclusive a mi misma.

Esta noche me siento perdida. En medio del océano de estrellas que se contemplan desde mi ventana.
Esta noche me siento extraña. Como un ser que no pertenece a su propio cuerpo, si no que viaja sobre él como intentando entrar en una puerta cerrada como si fuera un espíritu por cualquier rendija.
Esta noche me siento lucida. Porque hacia tiempo que no veía con claridad que ando perdida entre las sombras del día y la claridad de la noche.
Esta noche me siento estúpida. Porque soy la única culpable de haberme perdido en la multitud de caminos.
Esta noche me siento pequeña. Porque todo a mi alrededor consigue sobre pasarme.
Esta noche me siento triste. Porque recordé pasajes pasados con personajes queridos que se marcharon y que tanto falta me hacen.
Esta noche me siento sola. Porque tengo el corazón lleno de amor sin nadie a quien ofrecérselo.
Esta noche me siento vacía. Porque mi propio yo viaja lejos de lo que mi cuerpo representa.
Esta noche me siento cobarde. Porque no tengo la entereza de otros tiempos para superarme a mi misma.
Esta noche me siento marioneta. De mis propios hilos invisibles que me atan a la persona que debo ser por mis convicciones y no por lo que debería ser por ser como soy.
Esta noche me siento antagónica. Cualquier cualidad que escoga de mi persona tiene su antónimo en otro momento que aparece en la memoria.
Esta noche me siento torpe. Por no se capaz de levantar el vuelo como lo hacia antaño.
Esta noche me siento… esta noche ya no se si quiera como me siento.

No hay comentarios: