domingo, 30 de noviembre de 2008

Premios ^^

Bueno no tengo mucho tiempo ahora mismo así que aunque escueta no seré menos emotiva en darles las gracias a Anita Patata Frita y María por acordarse de mi y darme este cálido homenaje.

Premio Amiga
Muchas gracias Anita por tus palabras "otra de mis amiguitas favoritas... guapa sigue con tus historias que nos encantan."
Empecé este blog siendo una escéptica sobre mi escritura y sobre si de verdad podría pero ahora, después de que todos los que me visitáis, tanto aquellos que dejan su aportación como los que solamente aparecen en el contador de visitas, ahora me alegro de haberme atrevido a dar este paso y de haber tenido tantos nuevos amigos, porque ocupáis parte de mi corazón, porque yo os entrego lo más sincero de mi a través de este mundo de letras.
Gracias


Este premio se lo tengo que entregar a cinco personas... así que van para.. tachan tachan...

Cassandra: Vas en primer lugar porque a parte de ser un sol de chica y de ayudarme cuando me desespero con temas de moda que tan descuidado los he tenido siempre, has tenido conmigo un verdadero gesto de amiga y te lo agradezco muchísimo. Y te lo digo aquí públicamente, cuenta conmigo para lo que necesites, porque en mi ya tienes una amiga ^^

Maria: Porque te siento tan cercana a mi sólo con tus letras que ya tienes otra parcelita de mi corazón. Además me queda tanto que aprender de ti... Un beso

Loren: Porque eres tan lindo ^^. Porque te preocupas por nosotros, porque has creado nuestro foro, porque nos pones vídeos para hacernos reír, llorar, sentir...
por todo eso te lo mereces ^^

El jardinero del Kaos: Por traer a mi la inspiración ^^

Gabiprog: Por que tus palabras siempre son recibidas y tus textos son poesía para la vista ^^


Y ahora tengo que darle las gracias a María por este nuevo premio que ha creado y que cuelgo en mi blog con la más ancha de las sonrisas por que es un honor que te acuerdes de mi y es un honor que me leas Cuentacuentos ^^






Este último premio va dedicado a todos los que me leéis porque todos os lo merecéis según lo que María pone en su blog.

Gracias por todo ^^

domingo, 23 de noviembre de 2008

Hotel Ritz II

Mientras terminaba de preparar el almuerzo escuché su coche entrando en el garaje.
A continuación el repiqueteo de llaves abriendo la puerta y el tintineo de las monedas cayendo en el cenicero de la entrada. Colocaste tu maletín cerca del paragüero y se escucho “mi vida ya estoy en casa”.

Llevabas haciendo lo mismo desde el primer día que viniste de trabajar. Hace ya 25 años desde que compartimos nuestras vidas y no creo que nunca me canse de oírtelo decir.
Llegaste a la cocina y al abrazarme por la espalda y adular el aroma de la comida recién hecha me diste un beso en la mejilla, tan cálido y dulce que apenas me molestaba el olor a Sandra que tenías.

Sin duda estos momentos eran los que me hacían darme cuenta de lo que te había hecho sufrir cuando no quería seguir viviendo. De lo mucho que me querías y del dolor que te causaba ver en mis ojos un solo atisbo de infelicidad, de dolor, y desesperanza.
No sabes cuanto me arrepiento de haberte hecho tanto daño.

Pero también era demasiado duro para mi y de hecho el día que pensé y te propuse esta solución apenas sabía si yo misma la podría soportar. Pero, ahora después de un año veo que por muchos encuentros que tengas con Sandra, siempre me querrás a mí. Porque va intrínseco en nuestras almas el querernos de esta manera tan ardua.

Y ahora, que mis hormonas las administra un doctor mediante medicamentos y que me encuentro yerma y hueca, es ahora cuando no tengo dudas de que me amas a mi por encima de todo, de que me amas por lo que soy y, es ahora, precisamente cuando más he sentido que te he amado.

Hace ya más de un año desde mi histerectomía. Si, cáncer de endometrio, estadio tres. Histerectomía radical. Radioterapia y Hormonoterapia.

Y aunque ya no soy la misma porque perdí mi melena y siempre estoy demacrada y fatigada por la medicación y la radioterapia, porque no puedo sentir ganas de ti… aun sabiendo que tienes a Sandra de la misma manera que me gustaría poder disfrutarte, se que a mi me amas y a ella no. Porque tus gestos son dulces, tus besos cálidos y tus caricias son te quiero. Y porque por la noche, cuando crees que duermo, te escucho diciéndome al oído y agradeciéndome que no me diera por vencida porque me amas tanto o más que yo a ti. Y para mi eso ya es bastante.

Madrid. Calle Salud nº 25. ¡ qué ironía! ¿No os parece?



Pd: Este relato esta realizado gracias al comentario dejado por Jardinero del Kaos. Muchas gracias por motivarme.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Lyon, una ciudad, una esperanza...

¿Nervios? ¡sin duda alguna!
Aquel nuevo destino era una acérrima esperanza a reencontrarme...
Y entonces sobrevolé las nubes... mirándolas desde mi ventana extendiéndose como un campo de nubes de algodón donde descansar...



Y al mirar por la ventana ver que en los cristales el agua se condensó y como un sueño ver que el paisaje que ves desde al despertar ha cambiado...




Y al pasear por sus calles más céntricas sentir la misma fuerza que los caballos y tan capaz de todo como su jinete...



Querer pasar tu vida metida entre los pasillos interminables de libros por explorar...



Sentir el calor de otros siglos por la majestuosidad de sus monumentos...





Y verlos fundirse con el ritmo de la ciudad, regalando a lo lejos serenidad...



Y por la tarde, cuando todavía es temprano, mirar las aguas del lago del parque principal mecidos por la brisa atravesando, con pisadas suaves, el tupido follaje otoñal...



Y entonces, cuando el sol comienza a caer en los brazos de Morfeo y el sonido de la ciudad comienza a disminuir para dejar paso a los soplidos del viento; es entonces, cuando, en silencio, caminas por encima de las aguas del Rodano y ves, en este espejo, el reflejo de las luces de una ciudad que cuanto menos a mi me ha robado parte del corazón.



Con todo mi cariño aquí tenéis un pedazo de la historia que en mi alma ha forjado esta ciudad.

Recién llegada de nuevo a vuestros mundos. Un saludo Aïcha

viernes, 14 de noviembre de 2008


Isa y El Jardinero del Kaos me han nominado a un maravilloso meme que consiste en decir seis cosas que me gustan, en realidad, hace tiempo hice un meme sobre este mismo tema, así que, para no repetirnos lo que haré es poner seis motivos por lo que me gusta el blog ¿os parece?
^^
Bueno primero pongo las reglas que deben seguir quien haga este meme:
Las normas a seguir son:
1.- Enlazar a la persona que lo otorga.
2.-Enumerar seis cosas que nos hacen felices.
3.-Hacer constar las reglas.
4.-Elegir a seis personas para que continúen con el desafío.
5.-Avisarlos con un comentario en su blog.
Seis cosas que me hacen feliz/ me gustan del blog:
- Adquirir nuevas dotes en la escritura
- Ejercitar mi imaginación dándole forma a esas imágenes que me asaltan sin ningún motivo.
- Conseguir que os emociones de cualquiera forma con mis posts.
- Leer vuestros comentarios.
- Sentir un vinculo mágico con todos ustedes, porque aunque seamos letras os siento tan cercanos a todos ^^
- Llegar a casa impaciente para leer vuestras letras para acostarme con una sonrisa en los labios.
Espero que alguno se anime a hacerlo, no voy a nominar a nadie porque en realidad habrá mucha gente que lo tenga hecho, pero si queréis darle esta vuelta de hoja que le di me parece genial.
Muchas gracias a todos, besos desde Lyon :P

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Os digo adiós...

Os digo adiós esta es mi despedida...

Colegio Luis Cernuda, año 1990. Dos chiquillas de apenas 3-4 años se encuentran en el recreo, solas sin conocer a nadie.

- Hola
- Hola
- Me llamo Ana.
- Yo Aicha
- ¿Quieres ser mi amiga?
- Vale.
-¿Jugamos al pilla pilla?
- Vale, pero yo la quedo que me gusta más ¿vale?
- Vale ^^

Y ahí nació la amistad. Con esa sencilla conversación, sin vergüenza alguna por preguntarle a una completa desconocida, con la inocencia de aquellos cándidos días...

Y es precisamente por eso que os digo adiós, pero sólo por unos días ^^ (espero que no os hayáis asustado mucho), porque el jueves me marcho a Lyon para pasar seis días allí con Ana, mi amiga desde los cuatro años de edad.
Esta de Erasmus y como la vida sin ella la verdad que pierde un poco de sentido y la siento tan adentro como si fuera parte de mi familia o incluso como si ya fuera un pedazo de mi alma, me tomo unas vacaciones en pleno noviembre para ir a visitarla.

Así que, ya sabéis el motivo de mi ausencia estos días en el blog y por que lo he tenido un poco descuidado. De todas maneras os dejo algunos post programados y si puedo me conectaré desde Francia para contaros.

De todas formas, que sepáis que no sólo voy para verla a ella, si no para venir con energías renovadas y poder de esta forma, terminar Sueño de París, y traer miles de imágenes nuevas con la que formar historias dedicadas a vosotros.

Un gross bisous pour tous mes petits compains. Je vous manquerai beacoup.

Gracias.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

¿No es eso ya bastante?

Era de noche y tenía mi cabeza recostada sobre tu robusto pecho mientras mirabas las estrellas con ojos ausentes.
No quería estropear la imagen perfecta que tu rostro tenía alumbrado a duras penas por la farola lejana a nosotros.

Eras el ser mas perfecto que jamas había visto y aunque, ya me lo pareciste la primera vez que te vi, andando lejano por una calle poco alumbrada al salir de un bar de poca monta, el ambiente de esa noche no daba lugar a equivoco.

Parecías un ser mármoleo y pétreo, al menos cuando tu alma se ausentaba por instantes ínfimos de tiempo.
Agarre tu mano, una cálida sonrisa me dio cuenta de que volvías a estar a mi lado y como un niño que se agarra a su peluche preferido, me envolviste entre tus brazos y suavemente oliste mi pelo, ese que siempre olía a dama de noche.

Allí sentados, dejando que la luna creciente bañara nuestros sentimientos con su optimismo, oler tu perfume, sentir tu calor albergando mi cuerpo, escuchar el sonido de tu corazón latir descompasado; todos y cada uno de esos instantes, mágicos y simples, parecían el sueño hecho realidad de cualquier niña que una vez soñó con ser princesa.

Porque, a tu lado, no hacia falta ningún castillo porque tú, con tu sagaz forma de manejar el verbo, me lo dibujabas suavemente en cualquier lugar que nos encontráramos.

Porque, a tu lado, no tenia miedo de la malvada bruja avería capaz de volver negro el día mas soleado.

Porque, a tu lado, podía conocer las tierras lejanas que tienes en tu imaginación.

Porque, aunque no siempre estemos felices, cada vez que te miro se me olvida incluso respirar.

Porque, cuando me tocas se hiela mi sangre y cuando me besas vuelve salvajemente a sonrojar mis mejillas.
Porque no me hacen faltas por qués para saber que te quiero, quizás no tanto como tu amor se destila hacia mi, pero te quiero; y, acaso ¿No es eso ya bastante?

domingo, 2 de noviembre de 2008

Hotel Ritz


Llegué temprano, ya sabia que su tiempo valía oro; en parte, el mío también.
Pedí las llaves en recepción. Él ya había avisado de que llegaría así que no tuve ningún tipo de inconveniente.
Era mi suite preferida.
En la mesa del salón, un jarrón repleto de rosas rojas con espinas.
Me acerqué y me pinché el dedo, succioné y saboree el sabor metálico de mi sangre y mis senos se volvieron firmes y turgentes.
La cama vestida con sabanas de seda blanca.
Encima de la mesilla de noche, un cuenco con fresas al lado un cubilete con hielo y una botella de champán para intensificar su sabor.
Me quité toda la ropa quedándome exclusivamente con el juego de lencería erótica que me había mandado a comprar para esta vez.
Cogí un hielo del cubilete y lo puse en mi sexo lo que hizo que me estremeciera tan rápidamente que casi fui capaz de tocar el orgasmo.
Quedaba poco para que el llegará así que me repase el carmín de mis labios y me senté en una silla enfrente de la puerta.
Mis piernas abiertas dejaban entrever mi sexo totalmente depilado.
Entonces se escucho el tintineo de las llaves.
Llegaba la hora del placer.
Una orgía de sensaciones sin mesura. Horas de sexo salvaje donde el tiempo lo marcaba el ritmo de su cadera dentro de mí.
Después de un tiempo indeterminado para mis sentidos, habíamos acabado.
Llamo a su mujer y le dijo que llegaba en poco más de media hora.
Cobré mis servicios. Me dio un extra para su próxima perversión.
Salio de la puerta y me quede en el hotel hasta la mañana siguiente.

Hotel Ritz, plaza de la Lealtad… ¡qué ironía! ¿No os parece?

Mini Post

Es tarde y estoy cansada pero no podía conciliar el sueño sin antes deciros a todos gracias por estas 2500 visitas
Muchas gracias