lunes, 9 de noviembre de 2009

Latiendo a mil por hora...

Quizás para el resto del mundo sea un día normal.

Quizás para todos los que están sentados a mi lado en esta biblioteca que rezuma a mentes ardiendo de conocimientos nuevos ni siquiera escuchen el ir y venir descontrolado de mi corazón.

Quizás nadie se de cuenta, nadie más que mis arterias que notan como la presión aumenta por momentos cada vez que creo que el móvil ha sonado.



Quizás no existieran tantos quizás si todo estuviera claro. Si un pasado inconcluso encerrado en la memoria de una adolescente prematura no hubiera seguido latiendo bajo los escombros de una amistad hecha pedazos por malas y viperinas compañías.

Quizás si en mi sendero no hubiera habido tantos daños, tanto en los demás como en una misma, ni siquiera me cuestionaría el hecho de un quizás venido de un pretérito escondido y archivado que como ya dije una vez nunca fue olvidado.

Quizás debería no plantearme tantos quizás, porque al fin y al cabo siempre terminará sucediendo, tanto por azar como por mi suerte, lo más absurdo e ilógico que se pueda llegar a imaginar.

De todas maneras no puedo parar de plantearme esos quizás; que en mi cabeza nazcan miles de escenas nuevas de un futuro que ni siquiera estaba esperándome en el horizonte y que se mezclan con algunos otros futuros que pensaba que si llegarían.

Vuelvo a la dilema que siempre se planteó en esa amistad tan maravillosa y relativa. Vuelvo a ser un mar de dudas donde las dunas de mi pensamiento se mezclan con la espumosa orilla de un mar que rompe sobre la espalda de una dama que es mirada por sus ojos negros. Vuelvo a ser aquella adolescente que tiene la sensación de hacer daño a quien más quiere sin ni siquiera saber si esa persona volverá a estar en su vida formando parte de su presente.

Estoy contenta, eso no puedo negarlo. Hacia años que no sentía que el corazón era capaz de acelerarse tanto por nada. Pero me da miedo, miedo a equivocarme de nuevo con quien no debo, miedo a volver a cometer los mismos errores de un pasado que parece que forma un ciclo de carnot. Pura termodinámica aplicada a mi vida.

¿Cómo dejar de pensar y de imaginar escenas con dos futuros abiertos sin saber siquiera cual de los dos sera verdad?
¿Cómo vivir con la duda de saber si me equivoque en un pasado?
¿Cómo seguir viviendo sin él en mi vida y como vivir teniéndolo sin ser lo que algún día no pudo ser?

Creo que prefiero navegar en el mar de mis quizás que en el océano de mis preguntas...


PD: Divagaciones de una adolescente atrapada en el cuerpo de una adulta.





26 comentarios:

Ana dijo...

Preciosa...Eso es la vida, preguntarse y volverse a preguntar...

Te dejo muchos besitos, pero desde lejos, ;)que estoy pachucha.

Anita Patata Frita dijo...

Mejor no preguntar nada ni responder con hipótesis, mejor probar, apostar a ganar y sin miedo a perder.

^^

Gabiprog dijo...

Vivir, sentir... No todos pueden decirlo; conviene recordar que no hay peor remordimiento que el nacido de algo que no se hizo.
¿Van a vencer los posos? No puede contestarse con un quizás.

Un abrazo.

Parsimonia dijo...

¿Quién es él? jejeje.
Qué bonitooooooooo.
De nuevo, un antiguo amor renace.
Te deseo suerte y que esos "quizás" se conviertan en un "con toda seguridad".
Besetes.

Edamal dijo...

Lo has tenido mucho tiempo perdido, es normal plantearse preguntas, es normal que las dudas te asalten pero... perder supone estar como has estado este tiempo pasado, así que todo lo que tienes que ganar es mucho, adelante con ello.

Besos wapisima

Losselith dijo...

si yo fuera tu... me fiaria de mi instinto

dejando a un lado el "gusanillo", que es lo que más llega a confundir... dentro de ti sabes si tienes mucho que arriesgar o no

besis

X dijo...

En esto del amor (o lo que sea) siempre es igual, siempre retrocedemos al pasado, a ese punto de inseguridad, nerviosismo, ilusión y estupideces. Y no importa la edad que tengas ni que sea la séptima vez que te pase: volverás al pasado, a morir por un gesto más frío y resucitar con una llamada perdida. Adolescentes somos todos, en esto. :-)

Ela dijo...

siempre estamos ahogándonos con preguntas!
y quiza nunca encontremos todas las respuestas

Eva dijo...

A mi nunca me han gustado los eternos interrogantes.

Einash dijo...

Decide que hacer, pero cuando te decidas luego no te arrepientas de ello.
Un besin!

Juanma dijo...

Sí, qué bonito, qué buen final. La vida, tal y como te han dicho ya, no es al final sino una pregunta tras otras. Preguntar es un atrevimiento. Y el miedo es un motor: el miedo nos mueve. Siempre es buen aliado el miedo.

Besos.

HADALUNA dijo...

Perdón por no haber pasado antes pero he estado fuera unos días.
Prometo ponerme enseguida al corriente.
Esta entrada genial como siempre.

Besitos dulces.

Ailën dijo...

Ayyyyyyyyy

Deberíamos dar tanto peso a los aciertos como a los errores, no?

Pero qué bonito es, aunque no sea primavera :P

Besos, guapa!

Anónimo dijo...

Oh, Dios, ¿es posible más cursilería barata en tan poco espacio? Sólo hay algo peor que el texto: los comentarios. Por favor, necesito un lavado de estómago.

¿Cómo descubrir a alguien con mal gusto? Ponlo a escribir sobre sentimientos, y voila.

La intimidad emocional es tan enormemente excesiva que precisa de formas de expresión altamente sutiles.

Un saludo. Juanjo.

Aïcha dijo...

Ana: La vida tiene tantísimos interrogantes sin respuestas que cuando se juntan algunos se hace un mundo ver una salida a ese bucle infinito, de todas maneras creo que hoy me han dado la solución.

Anita Patata Frita: Exacto, aunque por poco se te salga el corazón del pecho.

Gabiprog: Siempre tan justas y acertadas tus palabras. ^^ no pudieron contestarse con un quizás pero si con las verdades.

Parsimonia: Ya te contaré ^^, no se si antiguo amor pero al menos si que es antigua amistad.
Edamal: Exacto es ganar y al final parece que los dos caminos salen ganados y se aclararon levemente.

Losselith: Tenía mucho que arriesgar, y aunque parece verse algo más claro sigo dudando tanto...

X: Por desgracia el amor y la amistad tienen los mismo ciclos. Sólo que los segundos suelen durar para toda la vida aunque hayan por medio años de silencio...

Ela: Siempre andamos
cuestionandonoslo todo y precisamente en ese quizás se hayan todas las respuestas que podemos encontrar.

Eva: Por desgracias la vida suele tener demasiados...

Einash: El miedo es capaz de espabilarte o dejarte inmóvil, parece ser que al menos alguien ayudo a que no me pasase lo segundo.

Hadaluna: Espero que esos días hayan sido buenos. Un beso amore.

Ailën: Deberiamos. Y de hecho se intentan pero en este juego continuo también existen los porqués, los y sis... los... XD




Juanjo: Siento enormemente que hayas tenido que dar con mi blog. Si supieras de que trata o te hubieras preocupado de leer un poco la tematica quizás hubieras encontrado algun otro texto de tu gusto. Si necesitas un lavado de estomago te recomiendo ir al médico suele ser peligroso realizarlo en casa. El caso, es que las personas que entran en mi blog y me comentan lo hacen por su voluntad y las que entran y no les agrada el contenido de éste, cogen la misma puerta por la que entraron y salieron, sin inoportunar ni a mí, que la verdad es que tus palabras son necias a mis oidos, o a mis amigos que con cariño y con su opinion dejan su opinion CONSTRUCTIVA en mi blog. porque aunque creas que siempre son halagos hay mas trasfondo del que quizás tu mente que se ahoga en "expresiones altamente sutiles" no son capaces de comprender.
Quizás todo te hubiera sido más sencillo si al comenzar al leer hubiera pulsado una cruz roja que tienes en la esquina superior derecha de tu pantalla, porque permiteme decirte, o más bien repetirte, que tus palabras para mis oídos son necías ya que no aportan nada que pueda ser convertido en algo provechoso, sin embargo no toleraré que te metas con la gente qe me comenta al menos no en mi blog. Un saludo cordial, claro que quizás no entiendas esta despedida tan elaborada.

Tony Amesty dijo...

Todo esto forma parte de la vida. Dudas, interogantes, decisiones......Creo que le damos demasiada importancia a cosas que son secundarias. Vivir, es lo importante. ; )

Un abrazo

Anónimo dijo...

Ummmm de ciclos esta llena la vida , vida ciclica. Nunca dejaremos de hacer daño sin quererlo y nunca dejaremos de amar sin saberlo.

Como solias decir :quien no arriesga, no gana.
Te quiero y recuerda.... xk al final lo que esperamos va(puede) ocurrir.

Alderea.

Alba dijo...

Hola, quería invitarte al sorteo que estoy haciendo en mi blog, pásate y participa, igual eres tu la afortunada!
Un beso
http://the-fashion-paradise.blogspot.com/2009/11/sorteo-en-fashion-paradise.html

H@n dijo...

Joder, venía a ponerte un comentario de ánimo y aliento, pero el comentario del aninimo-juanjo, me ha puesto de una mala hostia... ¬¬

Tu manera de hablar de sentimientos, Aïcha, me gusa y no me parece cursilería barata ni mucho menos!

A lo que iba... en mi opinión creo que se trata de intentar anticipar consecuencias, apra actuar de acuerdo a la opción que menos afecte...
Ahora mezclemos también, lo de que si no se hace nada, todo sigue igual, y los cambios pueden enfocarse a algo bueno, mejor..

En fin, tómalo como quieras y sobretodo mucho ánimo y fuerza ^^

Jose Manuel dijo...

Me ha gustado muchisimo el relato,así es como nos sentimos creo q todos o al menos es como pienso yo con esos tantos QUIZÁS que nublan nuestros sentidos.Espero que hayas encontrado lo que buscas,se feliz,besoss guapisima.

dijo...

Vivir sin plantearnos cosas es imposible, pero también es importante que esas cosas no nos impidan avanzar. Disfruta y sé muy feliz. Un beso :)

Girl From Lebanon dijo...

Ten cuidado no te pierdas en ese mar de preguntas...si no sucedió aquella vez, quizá fue porque tenía que ser ahora...pero espera sin desesperar...

Bss!!!!

beker dijo...

Los por qué, los quizá... son muchas veces inevitables, pero comparto contigo que sería bueno alguna vez cerrar la puerta a tantas dudas y dejar fluir lo que sea... porque es la vida de los sentimientos la que está en juego y solamente se vive una vez, abrazosssss

Sandra dijo...

Feliz Navidad!.

Gabiprog dijo...

Intentemos en estas fechas mojarnos con su mejor espíritu. Cuidemos esa sensación e ambicionemos conservarla a lo largo del año.
Felices fiestas.

Armonía dijo...

Sinceramente, yo prefiero un océano de preguntas que el mar de los quizás..

y desde luego, nunca un desierto de ¿y si...? porque ahí es donde te asfixias hasta que ese latido, deja de sonar.


Encantada de conocerte, por cierto :)