sábado, 10 de abril de 2010

desgastado final

No es más que otra historia que empieza por el mismo y desgastado final.

No era más que una chica que dijo un No en el momento adecuado. Que prefiero ser ella a un sueño de un aquél. Que sintió querer ser libre y lo consiguió a base de estar sola. Que disfrutó de cada noche y en ella encontró un amor. Que viajo 500 km ida y vuelta por besar los labios de un desconocido. Que se escondió de lo imposible. Que cambió sin querer por la necesidad de un poco de atención. Que aguanto lo inaguantable. Que trago desprecios impensables. Que arañó cada milímetro de un mal te quiero, de una caricia vacía, de unas manos inexistentes. Que se agarró a un clavo ardiendo y terminó quemándose. Que confió en la buena voluntad de las personas. Que se dejó catalogar de lo inadmisible. Que después de todo sigue en pie y seguirá estando porque un No para ella no es un se acaba el mundo, un no es un no continuar, no es perder la esperanza, no es un está sola, es solo una puerta que cerrar para continuar su camino. Un nuevo motivo para sonreír porque al fin y al cabo todos los caminos conducen a la felicidad.

5 comentarios:

Casandra dijo...

Claro que sí. Siempre he pensado que por mucho que incluso podamos equivocarnos en nuestras decisiones esas equivocaciones nos llevarán a donde teníamos que ir, y se puede ser feliz de muchas maneras y con muchos tipos de vida diferentes. No importa cuál es la mejor decisión, la mejor compañía, la mejor vida, sino cuáles son las que eliges tú para ti. ¡¡Adelante, valiente!! :)
MUAK!!!

DANYGIRL dijo...

Si consiguió ser feliz...todo valío la pena!

X dijo...

A veces un no es un sí a la vida. :-)

Gabiprog dijo...

Benditas las lagrimas cuando se convierten en lecciones y no en pesadas cadenas.

Buena semanita!

La gata Roma dijo...

Que duro es a veces ser una misma.. a veces sería fácil ser otra… pero a cierta edad, ya no se sabe ser de otra manera, con lo bueno y lo malo…

Kisses